domingo, 29 de enero de 2012

Ludi Pucelae XII. Primera Jornada. ¡Mercenarios!

El sábado 28 de enero de 2012 abrimos la segunda liga de Gladiadores. El encuentro tuvo lugar en Asgard Valladolid. Antes de empezar a derramar sangre, repartimos los premios de la liga Ludi Pucelae 2011.
En esta segunda liga, probaremos las partidas del Juego Básico, y los pequeños cambios realizados en los distintos equipos. En la primera partida, los nuevos equipos de Celtíberos (color Tierra) y Amazonas (Turquesa) se enfrentan a los clásicos Escudos Pequeños (Verde) y Arqueros (Morado). Hoy, todos los Mercenarios están permitidos.
La primera prueba es una batalla, con una Montaña en el centro de la arena. La alianza de Celtíberos y Amazonas resulta brutal: mientras los Celtíberos se hacen con el control de la Montaña, gracias a su habilidad de "Montañeses", las Arqueras Amazonas, emboscadas, acribillan a sus enemigos desde su segura posición.
A pesar del reto y las bajas sufridas, los Escudos Pequeños, con el Auriga Tracio al frente (el nuevo Mercenario de Rodrigo), reconquistan la Montaña. La prueba termina en empate, al no vencer ninguno de los bandos.
En la segunda Prueba, compiten todos contra todos por el control de una Ballesta Scorpio. Los Celtíberos son los primeros en tomar la posición central.
Sin embargo, al final la batalla termina torciéndose. Contra todo pronóstico, los Escudos Pequeños se alzan con la victoria, y los Morados, con la ayuda del Secutor Traidor (el Mercenario de Álvaro), consiguen el segundo puesto.
En la segunda partida, rodeados de escenografía de Warhammer, Rodrigo Alonso debe medirse a jugadores de gran experiencia. Escoge los Caballeros (Dorados), y anuncia ufano que "le sobran los sestercios".
En la primera prueba, cuatro parejas de Fieras luchan contra cuatro Gladiadores, todos ellos Mercenarios, en Fosos.
De nuevo, un empate a cuatro bandas. Los Mercenarios cumplen lo que se espera de ellos, y acaban rápidamente con todas las Fieras.
En la segunda Prueba, los Gladiadores aparecen en sus puertas, y en los Fosos luchan parejas de Esclavos contra las Fieras Grandes.
Uno de los nuevos jugadores, Óscar, se estrena ocupando temporalmente el puesto de Leticia. Rápidamente, se hace con las reglas, y empieza a acribillar a Dani con sus cartas de Maniobra.
Sí, todos echamos de menos al Cocodrilo de los Negros, pero el nuevo Uro Negro no se queda manco. Óscar consigue herir con él al invulnerable Campeón Acorazado de Dani, pero cuando está pensando en rematarlo, el aceite ardiendo le baja los humos.
Asistimos a un divertido último turno, en el que el Campeón Acorazado de Dani, a 1 Herida y con el marcador de PAVIDUS en su poder, está a punto de tener que escoger entre morir abrasado, o azotado por los lorarii (por "evitar el combate" por segunda vez). Afortunadamente para él, es tan lento que no llega con su movimiento hasta el aceite en llamas, y se salva por los pelos. Y es que, cuando estás obligado a moverte hacia el enemigo, no es muy agradable verse rodeado por las llamas...

Acabada la jornada, tenemos los primeros nuevos marcadores (con el nuevo baremo de Trípodes de Oro). Queda desierto el Trípode de Oro de honor, al no haberse destacado ninguna actuación sobre las demás. Iugula!

2 comentarios:

JDKaos dijo...

Creo que habria que cambiar la regla del Pavidus. Si estas en un sitio con la regla Heroismo, se deberia ignorar. ¡Y no os olvideis de destruir esa maldita carta de maniobra! (ya sabeis cual)

David Temprano dijo...

Tomamos nota. En las partidas de ampliaciones, ya recogimos esa excepción a la regla Pavidus (que obliga a moverse hacia el enemigo, incluso aunque haya que atravesar trampas, o de lo contrario te torturan los lorarii). Parece lógico desactivarla en todos los casos de Heroísmo (ganar sestercios adicionales por ocupar la sección central). Y respecto a la carta... ¡Ya deberíamos haberla cambiado! Que nos alcance el Rayo de Júpiter si vuelve a pasar. ¡Salud!